LA BÚSQUEDA DEL WHY: UN VIAJE EN COMPAÑÍA

Por Juanita Gómez Peláez

Psicóloga Clínica– Terapeuta DBT – Mindfulness
Terapeuta DBT - Mindfulness
@psicologa.juanitagomez

La búsqueda del Why: un viaje en compañía

 

 

La búsqueda del WHY puede ser para algunos un camino lleno de incertidumbre, miedos y cuestionamientos. Muchos tienden a creer que al tratarse de un propósito personal, este es un camino que debe recorrerse en solitario; hoy quiero contarte que esto no tiene que ser así: este camino puede recorrerse en compañía y de hecho, una comunidad puede enriquecer enormemente este proceso. 

 

Por un lado, interactuar y compartir con otras personas que también están buscando su propósito nos muestra que no estamos solos en esto, que no somos los únicos que nos sentimos confundidos o perdidos, que muchos otros se están haciendo las mismas preguntas que nos estamos haciendo, y/o que muchos otros -como nosotros- ni saben qué preguntas hacerse para iniciar esa búsqueda.

Las relaciones interpersonales son un terreno idóneo para conocer y aprender de nosotros mismos, los demás nos ayudan a ver aspectos de nosotros que pueden ser difíciles de reconocer, ya sea porque pasan desapercibidos y no los notamos en el día a día, o porque tendemos a rechazarlos porque nos desagradan o nos avergüenzan. Todos los seres humanos tenemos “puntos ciegos” y en este terreno de las relaciones interpersonales, los otros tienden a mostrarnos esos puntos -tanto positivos como negativos- que no vemos con facilidad.

En las interacciones y relaciones sociales suele suceder que los demás nos muestran aspectos de nosotros mismos por los cuales nos reconocen, nos quieren, nos agradecen y nos admiran; y muchas veces estas cosas que para otros son tan evidentes, nosotros no las estábamos viendo o las podríamos estar subestimando. Todo esto que los demás nos cuentan que les gusta de nosotros, lo que consideran que sabemos hacer muy bien, cómo sienten que aportamos y que les hemos ayudado, cuáles son las fortalezas que resaltan de nosotros, etc. pueden ser pistas en ese camino de búsqueda de nuestro WHY.  

Ahora, en esa interacción con otros podemos enfrentarnos también con aspectos de nosotros mismos de los cuales no nos sentimos orgullosos y que nos invitan a trabajar y a mejorar. En otros casos, los demás nos plantean preguntas que no se nos habían ocurrido, obligándonos así a cuestionarnos y revisarnos, lo cual nos lleva en muchos casos a sorprendernos con respuestas que ni sabíamos que estábamos buscando. En este sentido, podemos decir que todas esas cosas que los otros nos muestran sobre nosotros, son un gran insumo para el autoconocimiento y el trabajo personal, ambos relacionados con la búsqueda del WHY.

Al emprender este viaje en compañía tenemos la oportunidad de conocer y contrastar diferentes perspectivas, intereses, talentos, pasiones y motivaciones. Podemos descubrir cosas que no conocíamos y aprender, podemos vernos reflejados en otros, sentirnos identificados, tener referentes que nos inspiran, recibir ejemplo, y muchas otras cosas que enriquecen esa búsqueda de nuestro WHY. Las historias y vivencias de los demás nos regalan una visión más amplia del mundo y pueden incluso mostrarnos caminos que no habíamos considerado, así como las nuestras pueden ser de gran utilidad para otras personas. Por último, en momentos de duda, confusión y/o frustración, tener alguien que nos escuche, nos apoye y nos anime, puede cambiarlo todo. Ser parte de una comunidad significa tener un lugar seguro donde podemos expresarnos libremente mientras somos sostenidos por otros que nos alientan para seguir adelante. Es por todo lo anterior que la búsqueda del WHY, en lugar de tener que ser un camino solitario y angustiante, puede ser un viaje en compañía del cual puedes aprender y disfrutar un montón.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen